Document LTM16,224,011

Jurisprudencia

Title: Sentencia: electorales. 4933-E1-2019. Tribunal Supremo de Elecciones
Date: 06/08/2019
Number: 4933-E1-2019
Origin: Tribunal Supremo de Elecciones de la República de Costa Rica
Type of Resolution: Resolución electorales
Country: Costa Rica


TEXT

N.° 4933-E1-2019.-TRIBUNAL SUPREMO DE ELECCIONES. San José, a las quince horas del primero de agosto de dos mil diecinueve.
Diligencias de inejecución de la sentencia n.° 7406-E1-2018 dictada por el Tribunal Supremo de Elecciones a las 15:00 horas del 26 de octubre de 2018, dentro del recurso de amparo electoral presentado por María Haydee Rojas Astorga, cédula de identidad n.° 1-0880-0257, vicealcaldesa primera de La Unión, contra Luis Carlos Villalobos Monestel, alcalde municipal de ese cantón.
RESULTANDO
  1. Por oficio MLU-SM-116-2019 del 1.° de marzo de 2019, recibido ese mismo día en la Secretaría del Despacho, la Secretaría del Concejo Municipal de La Unión remitió el acuerdo adoptado por ese órgano colegiado en la sesión ordinaria n.° 235 celebrada el jueves 28 de febrero de 2019, en el que solicitó que el Tribunal Supremo de Elecciones aclarara si el oficio n.° MLU-DAM-638-2016 seguía vigente o si, por el contrario, este había perdido efectos jurídicos; esto por cuanto en el auto de las 10:50 horas del 30 de mayo de 2018, como medida cautelar, se mantuvieron los efectos de ese acto administrativo; no obstante, el Concejo entendió que este los había perdido con el dictado de la sentencia n.° 7406-E1-2018 (folios 1318 a 1319).
  2. Por memorial recibido en la Secretaría del Tribunal Supremo de Elecciones a las 12:30 horas del 28 de marzo de 2019, la señora María Haydee Rojas Astorga manifestó que el señor Villalobos Monestel ha incumplido lo ordenado por el Tribunal Supremo de Elecciones en la sentencia n.° 7406-E1-2018. Señaló que, en el oficio MLU-DAM-332-2019, con el aparente fin de dar cumplimiento a esa resolución, emitió un acto administrativo por medio del cual le retiró varias de las funciones que le habían sido asignadas, le asignó otras, pero en esencia menoscabó las tareas que ya tenía asignadas. Asegura que no se trata de tareas con el mismo nivel de responsabilidad. Indicó que esa afectación a sus labores es contraria a sus derechos fundamentales. Pidió que se le restituyera en sus tareas. Solicitó que se le ordenara al alcalde municipal del cantón La Unión ejecutar lo resuelto en la sentencia n.° 7406-E1-2018 (folios 1320 a 1325).
  3. Por memorial recibido en la Secretaría del Tribunal Supremo de Elecciones a las 09:37 horas del 29 de abril de 2019, la señora Rojas Astorga se refirió al incumplimiento del alcalde municipal y de los integrantes del Concejo Municipal de La Unión (folios 418 a 419).
  4. Por memorial recibido en la Secretaría del Tribunal Supremo de Elecciones a las 14:49 horas del 3 de junio de 2019, la señora Rojas Astorga se refirió al incumplimiento por parte del alcalde recurrido de la sentencia n.° 7406-E1-2018 (folios 1454 a 1458).
  5. Por resolución de las 14:00 horas del 4 de junio de 2019, notificada el día siguiente, el Tribunal Supremo de Elecciones dio traslado de la gestión al señor Villalobos Monestel para que se refiriera al presunto incumplimiento de la sentencia n.° 7406-E1-2018 (folios 1473 a 1479).
  6. Por memorial recibido en la Secretaría del Tribunal Supremo de Elecciones a las 14:30 horas del 11 de junio de 2019, el señor Luis Carlos Villalobos Monestel, alcalde municipal de La Unión, contestó la audiencia conferida. Señaló que, atendiendo a lo dispuesto en la sentencia n.° 7406-E1-2018, la Municipalidad de La Unión conformó una Comisión Especial con el fin de que esta se encargara de mediar y arbitrar el conflicto surgido entre él y la vicealcaldesa recurrente. Producto de esa tarea de mediación se alcanzó un acuerdo que permitió la asignación de un conjunto de funciones a la señora Astorga Rojas (vitales para el funcionamiento de la Municipalidad). Manifestó que las funciones asignadas están vinculadas a los ejes económico y de empleo, de infraestructura y desarrollo humano, de gestión ambiental y recurso hídrico, de desarrollo educativo, social y cultural y de salud integral y seguridad. Añadió que se pusieron a disposición de la señora Astorga Rojas las llaves de su despacho, al cual se le cambió la cerradura, para que ella lo pueda utilizar cuando estime pertinente. Solicitó que se desestimara la gestión de incumplimiento (folios 1481 a 1484).
  7. Por escrito recibido en la Secretaría del Tribunal a las 15:15 horas del 13 de junio de 2019, la señora Rojas Astorga se refirió al incumplimiento de la sentencia n.° 7406-E1-2018 por parte del alcalde municipal de La Unión. Indicó que es necesario que el Tribunal se refiera a las funciones concretas que ella tiene a su cargo. Solicitó que el Tribunal Supremo de Elecciones declarara la desobediencia por parte del alcalde recurrido (folios 1596 a 1615).
  8. En memorial recibido en la Secretaría del Tribunal Supremo de Elecciones a las 15:25 horas del 24 de junio de 2019, la señora Rojas Astorga se refirió nuevamente al incumplimiento por parte del señor Villalobos Monestel de la sentencia 7406-E1-2018 (folios 1736 a 1743).
  9. Por escrito recibido en la Secretaría del Tribunal Supremo de Elecciones a las 09:40 horas del 26 de junio de 2019, el señor Mario Alberto Solano Martínez trasladó copia del oficio n.° SIMUN-23-2019 de fecha 24 de junio de 2019, por medio del cual el Sindicato Municipal de La Unión se dirigió a la señora Rojas Astorga (folios 1785 a 1786).
  10. Por escrito recibido en la Secretaría del Tribunal Supremo de Elecciones a las 14:05 horas del 16 de julio de 2019, la señora Rojas Astorga se refirió nuevamente al incumplimiento de la sentencia n.° 7406-E1-2019 por parte del señor Villalobos Monestel (folios 1787 a 1788).
  11. En el procedimiento se ha observado las prescripciones de ley.

Redacta la Magistrada Retana Chinchilla; y,
CONSIDERANDO
  1. Objeto de la gestión. La recurrente aduce, en esencia, que el señor Luis Carlos Villalobos Monestel, alcalde municipal del cantón La Unión, no ha cumplido lo ordenado en la sentencia n.° 7406-E1-2018 dictada por el Tribunal Supremo de Elecciones a las 15:00 horas del 26 de octubre de 2018, en el tanto no le ha asignado funciones de acuerdo con su cargo, no le ha asignado una oficina o espacio físico en las condiciones que su puesto demandan y no le ha dado el personal de apoyo necesario para desempeñar su cargo.
  2. Sobre el fondo. De conformidad con el artículo 226 del Código Electoral, el Tribunal Supremo de Elecciones puede aplicar en el trámite de los amparos electorales, de manera supletoria, las normas dispuestas en la Ley de la Jurisdicción Constitucional sobre la tramitación del recurso de amparo en la sede constitucional. Así, al tenor de lo dispuesto en el numeral 56 de la citada Ley, le corresponde al Tribunal Supremo de Elecciones velar por la ejecución de sus sentencias, por lo que el incumplimiento de las órdenes dispuestas en una de sus resoluciones es, en primera instancia, competencia de este Pleno, razón por la cual procede el análisis de la gestión de la señora Rojas Astorga por la presunta desobediencia del señor Luis Carlos Villalobos Monestel de las órdenes distadas dentro de la sentencia n.° 7406-E1-2018.

En este asunto son tres cuestiones las que deben ser dilucidadas por el Tribunal Supremo de Elecciones para determinar si hubo un incumplimiento de la sentencia n.° 7406-E1-2018 por parte del alcalde municipal del cantón La Unión. En este sentido, debe determinarse: a) si el alcalde municipal no devolvió las funciones que la recurrente tenía o, si hizo una reconfiguración de estas y las nuevas asignadas no cumplen los parámetros establecidos por la jurisprudencia de esta Magistratura al respecto; b) si el alcalde municipal no ha puesto a disposición de la recurrente al personal necesario para que esta ejecute sus tareas; y c) si ha ofrecido el espacio físico necesario para que la señora Rojas Astorga ejecute sus funciones.
En cuanto al primer aspecto debe señalarse que el TSE ha insistido en que, de acuerdo con el bloque de legalidad jurídico-electoral, el alcalde municipal puede válidamente definir y, eventualmente, reconfigurar las tareas asignadas a la persona que ocupe la Vicealcaldía Municipal. En este sentido, lo que está vedado es que el alcalde no asigne funciones del todo o que, asignándolas, las tareas encomendadas no se correspondan con el cargo de vicealcalde o vicealcaldesa, de manera tal que se produce una lesión al derecho fundamental al ejercicio efectivo del cargo.
En este caso en concreto, en efecto, el alcalde municipal modificó las funciones de la recurrente. No obstante, para ello, sometió las nuevas funciones asignadas a conocimiento de una Comisión Especial designada por el Concejo Municipal para mediar y arbitrar el conflicto suscitado entre esos dos funcionarios. Asimismo, apreciadas las nuevas tareas asignadas a la vicealcaldesa municipal, no se observa que estas no se ajusten al perfil de su cargo, por el contrario, se aprecia que estas se hallan vinculadas con el aseo de vías, el mantenimiento de parques, la recolección de basura, la gestión ambiental en el cantón, la gestión de la calidad ambiental, el monitoreo de parámetros ambientales, la inspección y el control ambiental, la adaptación al cambio climático, la salud animal, el seguimiento de los procedimientos por incumplimiento de deberes, la escuela municipal del agua y el ambiente, los mercados, plazas y ferias municipales, la gestión del archivo central de la municipalidad y la supervisión de las mejoras a la casa de la cultura municipal (véanse los folios 1490 y 1491). En este sentido, debe reiterarse que el solo hecho de modificar las tareas no resulta lesivo al derecho fundamental al ejercicio efectivo del cargo. Así lo ha señalado el Tribunal que, en la misma resolución cuya desobediencia se acusa, explicó:
En relación con lo anterior, el Tribunal Supremo de Elecciones ha señalado que el alcalde municipal puede, válidamente, definir las tareas que encargará a la persona que ocupa la Vicealcaldía Primera y ajustar, modificar o complementar las funciones delegadas; sin embargo, esta Magistratura ha sido contundente al explicar que es contrario al Derecho de la Constitución que del todo no se deleguen tareas, que las funciones encomendadas no resulten razonablemente acordes con el puesto o que se le supriman del todo (al respecto, véanse las sentencias n.° 7582-E1-2011 de las 08:55 horas del 29 de noviembre de 2011 y 2406-E1-2013 de las 11:10 horas del 14 de mayo de 2013).”.
De esta forma, es válido reiterar que la modificación de las tareas de la recurrente no solo se hizo al amparo de un proceso de mediación y arbitraje llevado a cabo por el Concejo Municipal, sino que en las gestiones de la recurrente no se demuestra cómo las nuevas tareas asignadas lesionen su derecho fundamental el ejercicio efectivo del cargo. Por ello, es indispensable recalcar que no existe un derecho fundamental del cual sean titulares los vicealcaldes y las vicealcaldesas de conservar un determinado tipo de tareas o unas funciones en específico, aunque sí uno de que en ellos sean delegadas tareas de acuerdo con su cargo y que les permitan ejercer efectivamente el mandato popular que les fue conferido.
Así, al no acreditarse que la modificación efectuada por el alcalde municipal, bajo la supervisión del Concejo Municipal, implique un incumplimiento de lo ordenado en la sentencia n.° 7406-E1-2018, se descarta la inejecución de ese fallo, al menos en lo que a este extremo respecta.
En lo que atañe a la segunda cuestión que debe determinar el Tribunal, en relación con el personal que ha asignado el recurrido a la señora Rojas Astorga, esta Magistratura tiene por acreditado, de acuerdo con la información rendida bajo fe de juramento por el señor Villalobos Monestel, con las consecuencias incluso penales que ello acarrea, que este ha girado las instrucciones correspondientes para que el personal de apoyo de la Municipalidad de La Unión ofrezca la colaboración respectiva a la señora Rojas Astorga con el fin de que ella cumpla sus tareas.
Ahora bien, no es al Tribunal Supremo de Elecciones al que le corresponde, de manera puntual, definir cuál, en qué circunstancias y de qué forma debe disponer el alcalde municipal el personal de apoyo a la vicealcaldesa, aunque sí es esta Magistratura la encargada de velar porque no se niegue ese tipo de colaboración a la persona que ocupe la Vicealcaldía Primera. Es decir, el Tribunal debe asegurar que se ofrezca el personal de apoyo a quien ocupa este puesto, pero el detalle de cuántas personas, por cuánto tiempo, en qué condiciones y para qué tareas se brindará ese apoyo escapa a la competencia del juez electoral, al depender, claro está, del contexto y de las circunstancias de cada Municipalidad.
Por ello, en cuanto a este extremo se refiere, teniendo en cuenta que el propio alcalde recurrido ha señalado que se ha brindado el personal de apoyo necesario a la recurrente (véanse los folios 1484 y 1492), no se aprecia la inejecución de la sentencia n.° 7406-E1-2018, lo cual descarta el incumplimiento de este extremo.
Finalmente, la señora Rojas Astorga aduce que no se ha ejecutado el fallo en cuestión en el tanto no se le ha brindado acceso a su oficina, es decir, no posee un espacio donde ejecutar sus tareas.
Sin embargo, contrario a lo que sostiene la recurrente, los elementos de juicio revelan que ella tiene un despacho puesto a su disposición. De hecho, tal y como ella lo solicitó, se cambió la cerradura y las nuevas llaves que dan acceso a la oficina están, en este momento, listas para que ella las recoja con el fin de que pueda ingresar a la oficina que ha sido acondicionada para que ella realice sus funciones. En ese sentido, el alcalde municipal recurrido señaló, bajo fe de juramento, que las llaves están en el puesto de seguridad de la Municipalidad, únicamente esperando que ella las retire (folios 1482 y 1492).
Sobre esa base, también se descarta la inejecución del fallo en cuanto a este extremo, por lo que se debe desestimar la gestión en lo que a este respecta.
  1. Consideración adicional. El Concejo Municipal de La Unión pidió que el Tribunal aclare los alcances de la resolución n.° 7406-E1-2018. Sin embargo, sobre el particular se debe indicar que ese órgano no cuenta con legitimación -al no ser parte- para formular esa clase de peticiones dentro de este proceso. No obstante, este Pleno observa que el Concejo ha buscado mediar y arbitrar el conflicto entre el alcalde y la vicealcaldesa primera; por ello, el Tribunal estima oportuno reiterar a ese órgano lo explicado en esta resolución: quien ocupa la Vicealcaldía Primera no ostenta un derecho fundamental a conservar determinadas tareas o funciones sino que, desde la perspectiva jurídico-electoral, lo que interesa es que las tareas asignadas (que válidamente pueden ser modificadas dada la realidad dinámica y cambiante de las corporaciones municipales) no menoscaben el derecho fundamental al ejercicio efectivo del cargo en virtud del mandato recibido del electorado. Justamente en este caso no se aprecia, como se ha expuesto, que esa lesión persista, por lo que la gestión de inejecución, como se ha explicado, debe ser desestimada.
  2. Conclusión. Por las razones expuestas, se impone la desestimatoria de la gestión de inejecución, como en efecto se dispone.

No ha lugar la gestión formulada. Notifíquese a la señora Rojas Astorga, al señor Villalobos Monestel, al Concejo Municipal de La Unión y al Instituto Nacional de las Mujeres.-

Eugenia María Zamora Chavarría
Max Alberto Esquivel Faerron                     Luz de los Ángeles Retana Chinchilla
Exp. n.º 197-2018
Amparo electoral
María Haydée Rojas Astorga
Vicealcaldesa primera de La Unión
C/ Luis Carlos Villalobos Monestel
Alcalde municipal de La Unión